En Europa es tiempo de fútbol y una vez más, como cada cuatro años, estamos enganchados al Campeonato de Europa de Naciones.

Esta tradición nos acompaña desde 1960 y como te puedes imaginar tiene mucha historia detrás, pero como no quiero aburrirte voy a limitarme a destacar las curiosidades que la rodean y la han hecho única en cada una de sus ediciones.

El Campeonato de Fútbol de Europa de Naciones comenzó llamándose “Copa Henri Delaunay”, en honor al francés Henri Delaunay que tuvo la iniciativa de crearla en 1960. Ese primer campeonato tuvo como vencedor a la antigua URSS que disputó la final con un resultado de 2-1 contra Yugoslavia en París. Quizás la mayor curiosidad sobre el primer campeonato es la decisión de Franco de no permitir a la URSS entrar en territorio español para disputar el partido que nos enfrentaba a ellos en cuartos de final, por lo que España quedó eliminada y la URSS se clasificó para la semifinal automáticamente, a pesar de que España estaba considerada como uno de los combinados favoritos.

Poco después, en 1968 la conocida como “Copa Henri Delaunay” pasaría a denominarse “Campeonato Europeo de Naciones”, perdiendo así el distintivo de su creador en pos de la magnificencia que comenzaba a tener.

A lo largo de tantos años hemos disfrutado de muchos tipos de partidos y finales. Muchos de ellos se han decidido en la tanda de penaltis, uno de los más recordados corresponde a la final de 1976 entre Checoslovaquia y la antigua República Federal Alemana. El partido llegó al final de su tiempo de descuento 2-2. En la tanda de penaltis los checos se impusieron proclamándose campeones con un resultado final de 5-3.

campeonato-europa

En el campo de las remontadas, nuestra selección tiene un hueco importante en la memoria de los apasionados del fútbol. Allá por 1983, durante la fase de clasificación, España se encontraba en el segundo puesto de su grupo, por lo que necesitaba ganar a Malta con una diferencia de 11 goles o más. El ya mítico partido se disputó en el estadio Benito Villamarín, en Sevilla y fue presenciado en directo por 30.000 espectadores. Finalmente, España se impuso 12-1 clasificándose así para el Campeonato Europeo de Naciones de 1984, convirtiendo dicho partido además en un mito para el aficionado español.

Pero no es ésta la única remontada que tiene a su espalda “la Roja”, no hace tanto tiempo, en el año 2000, nuestra selección volvió a protagonizar una importante remontada, ya que perdía 3-2 contra Yugoslavia y en el tiempo de descuento consiguió subir dos tantos al marcador dándole la vuelta de forma histórica al partido.

Entre los datos más curiosos también podemos encontrar referencias a los anfitriones, puesto que la creencia popular siempre ha sido que jugar en casa supone una gran ventaja para cualquier equipo. Sin embargo, en el caso que nos compete, cabe destacar que solamente en tres ocasiones los anfitriones han resultado ser los vencedores finales del campeonato. España resultó vencedora en 1964 frente a la URSS en el Santiago Bernabéu, seguidamente Italia se proclamó campeona en 1968 en el Stadio Olímpico de Roma y Francia en 1984 venció en la final a España en el Parcs des Princes de París por un contundente 2-0.

aficion-campo

En cierta forma muy relacionado con el dato anterior, podemos destacar que existen varias selecciones que han logrado de forma consecutiva la victoria tanto en el campeonato europeo como en el mundial. En este caso, las selecciones afortunadas son tres, Alemania, España y Francia, por lo que se puede extrapolar que la hegemonía en Europa tiene cierto peso a nivel global.

Vamos a entrar a diseccionar un poco más al detalle algunas curiosidades. Debemos destacar que las selecciones con más títulos hasta la fecha son Alemania, que ha conseguido tres títulos (1972, 1980, 1996), España, que enarbola otras tres copas (1964, 2008, 2012), y para completar el podium, está Francia con dos triunfos (1984, 2000).

pelota
Descubre los productos para el hincha en nuestro site del europeo

En el caso de los grandes goleadores de la historia de los campeonatos de Europa de fútbol nos encontramos con un podio formado por integrantes de tres selecciones diferentes. En el puesto número uno, se encuentra Cristiano Ronaldo, jugador de la selección portuguesa con 26 goles marcados en 41 partidos, obteniendo así un promedio de 0.63 goles por partido. En segunda posición, Zlatan Ibrahimovic, jugador del combinado sueco, ha anotado 25 goles en 40 partidos jugados con un promedio similar al de Cristiano. En la cola del podium Robbie Keane, jugador irlandés, marcador de 23 goles en 47 partidos, con un promedio de 0.49 goles por partido. Si miramos un poco más detalladamente la lista de goleadores, encontramos como primer jugador español a Raúl González con 19 goles en 27 partidos con un promedio de 0.70 goles por partido y a Klass-Jan Huntelaar como jugador con mejor promedio (0.79) que ha sumado 19 tantos en 24 partidos disputados.

campo

Y sigo durante un rato más poniendo nombres propios, en este caso haciendo referencia a los más veteranos de la competición. El jugador que más partidos ha disputado es Gianluigi Buffon que disputará la actual edición con 38 años y 54 partidos jugados en las anteriores ediciones del campeonato. Ha sido internacional con Italia 152 veces y como tal ha encajado 106 goles. El segundo puesto en el ranking de veteranos del campeonato es para Mario Frick con 51 partidos jugados con la selección de Liechtenstein durante los que ha anotado 6 goles. El tercer puesto lo ocupa un español, Iker Casillas, portero de la selección en 48 partidos y al igual que Buffon, vuelve a estar convocado para participar en la actual edición, existiendo así la posibilidad de que ambos engorden aún un poco más sus cifras.

En las dos últimas ediciones España se ha impuesto al resto de contendientes, en 2008 el campeonato fue organizado por Austria y Suiza y resultando vencedores en una final disputada frente Alemania en el Estadio Ernst Happel de Viena (Austria) con un ajustado 1-0, gracias al gol marcado por Fernando Torres en el minuto 32. Ese día, Iker Casillas tuvo el honor de levantar como capitán, por primera vez en la historia, la nueva versión del trofeo que dejó de recibir el nombre de trofeo del campeonato de Europa para pasar a ser denominada copa Henri Delaunay, conmemorando así de nuevo a su fundador.

En 2012, España se enfrentó en la final a una Italia famosa por su estilo de juego altamente defensivo denominado catenaccio, venciendo 4-0 en el estadio Olímpico de Kiev (Ucrania).

celebración-con-los-amigos

Es mucha la presión que recae sobre la selección española después de las dos victorias consecutivas y el campeonato del mundo que han logrado sumar a sus victorias en los últimos años, por lo que, todos los apasionados del fútbol esperamos ansiosos volver a hacer vibrar a todo el país al unísono.